martes, 27 de octubre de 2015

Tarta Monster High

Para los cumpleaños de mis sobrinos me gusta sorprenderlos. Dejarlos con la boca abierta y hace un tiempo para el cumple de Martina decidí liarme la manta a la cabeza y preparar una tarta de fondant. No soy ninguna experta en fondant pero estoy aprendiendo. Soy autodidacta en casi todo lo que hago, no he asistido a ninguna clase pero tengo una amiga que es una experta y todo lo que sé lo he aprendido de ella. Se llama Ana y su blog Nitt Cake's. Pues lo que os comentaba hace un tiempo preparé mi primera tarta de fondant en forma de Monster High, sí, esas muñecas tan horribles que les encantan a las niñas hoy en día. No quedó mal para ser la primera y conseguí mi propósito: cara de felicidad.

La tarta es de bizcocho de chocolate y rellena de dulce de leche, recubierto de ganache de chocolate. El bizcocho lo calé con almíbar de canela y el fondant también lo preparé yo. Es fondant de miel, sólo una vez hice de nubes y decicí que nunca más, pero esa historia os la explicaré otro día.


Ingredientes

Bizcocho
3 huevos L
80 g mantequilla sin sal
350 g leche desnatada
250 g harina de repostería
75 g cacao en polvo
150 g azúcar
5 mL bicarbonato (cucharilla medidora)
2 mL levadura en polvo
Esencia de vainilla

Almíbar de canela
150 g azúcar 
150 g agua
Canela en polvo

Fondant de miel
450 g azúcar glas
50 g miel
30 g agua
3 hojas de gelatina neutra

Ganache de chocolate

225 g chocolate (mezcla negro y con leche)
175 g nata para montar (35 % m.g.)




Elaboración

Primero de todo prepararemos el fondant, esto nos tocará hacerlo unos días antes. Hidratamos la gelatina neutra en un bol con agua fría. Calentamos el agua y antes de que hierva la apartamos del fuego. Disolvemos las hojas de gelatina previamente escurridas.
Colocamos el azúcar tamizado en un bol y le añadimos la miel y el agua con gelatina. Removemos bien con ayuda de una espátula y terminaremos ayudándonos de las manos. Debe quedar como una "plastelina" blanda pero no demasiado pegajosa. La colocamos en papel film y la dejamos reposar unas horas en el armario. Es importante que esté en un lugar seco. Tras este reposo lo teñiremos a nuestro gusto. Lo haremos con colorantes líquidos, yo tengo los de Wilton.

Previamente también podemos preparar el almíbar. Yo lo preparo en la Thermomix. Introducimos el agua y el azúcar en el vaso y calentamos 13 minutos, temperatura 100 ºC y velocidad 2. Después de esto le añadiremos la canela. Reservamos en un tarro de cristal.

El día de antes del montaje de la tarta prepararemos la ganache. Fundimos el chocolate en la nata y lo colocamos en un bol. Dejamos reposar la mezcla varias horas antes de utilizarlo. La cantidad que he indicado es para una tarta pequeña.

También prepararemos el bizcocho. La mantequilla la tendremos a temperatura ambiente. Batiremos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa. Iremos añadiendo los huevos, uno a uno, y seguiremos mezclando. Hasta que no se haya integrado uno no añadiremos el otro.

Añadiremos los sólidos tamizados y batiremos hasta que estén completamente integrados. Iremos intercalando con la leche. Vertemos en un molde y horneamos a 170ºC durante 30 minutos. Dejaremos enfriar el bizcocho y si no lo tenemos que usar en el momento lo envolveremos de papel film y lo conservaremos en la nevera.

Ahora sólo nos queda montar el pastel. Cortamos el bizcocho con la forma deseada, rellenamos de dulce de leche y lo calamos. Por último lo cubriremos de la ganache de chocolate y lo dejaremos toda la noche en la nevera. Tras este reposo decoraremos a nuestro gusto.

Lo que os he explicado es la base de las tartas que he preparado de fondant, en total 4.  He ido variando el bizcocho pero no el relleno, en casa lo adoramos. Sigo sin ser ninguna experta pero sigo practicando.


4 comentarios:

Juani dijo...

Pues te ha quedado muy chula!! yo no tengo ni idea de fondant, ademas no me gusta comerlo, osea que nunca me he animado aunque veo por ahí verdaderas obras de arte, pues tu sobrina estaría contenta y solo por vrle la carita de felicidad pues vale la pena. Besitos guapi.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Tienes mucho arte, te ha quedado muy bonita la tarta, tu sobrina alucinaría al verla y seguro que no quería que la cortaran.
Besos.

Pamela Palma dijo...

Te felicito! Qué bonita te ha quedado para ser la primera, yo admiro a la gente que trabaja con fondant, yo simplemente no me he animado todavía, pero quién te dice que siguiendo tu ejemplo también lo haga. Me imagino la carita de felicidad de tu sobrina, eso es impagable! besos

Carmen dijo...

Hola guapa! te felicito por el resultado, aunque seas autodidacta se nota que tienes talento, pero siendo sincera, con la que me pondría las botas es con la anterior de chocolate mousse, ñamm total!
besos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...